Marzo 12 – Aplicación Profesional de la Parafina Facial y Corporal

En la epidermis hay un 60% a 75% de agua. La capa más superficial de la epidermis, la capa cornea, tiene gran capacidad de retener agua, en especial la humedad del ambiente. Si el contenido del agua es menor al 10% la piel se deshidrata, se agrieta, se vuelve opaca y sin vida.

Existen productos que contienen activos que aportan humedad y otros mejoran la capacidad de retención de agua. Con la aplicación de la parafina esta humedad no se evapora sino que regresa a las capas internas, ayudando a hidratar, alimentar y rejuvenecer la piel.

El resultado es una humectación profunda en el área tratada. Al aumentar la temperatura de la zona también se incrementa el flujo sanguíneo y se ponen en movimiento los emolientes que se encuentran en las capas más profundas, permitiendo así que estos se expandan hasta las partes más superficiales y  al final se obtiene una piel tersa y suave.

Objetivo específico 

  • Dar a conocer a los profesionales de la estética y la belleza, una alternativa eficaz con un tratamiento de hidratación profunda de la piel, fácil y rápido de realizar, con resultados inmediatos y visibles

Dirigido a: Esteticistas, Manicuristas, Estudiantes de Estética y Belleza

Intensidad Horaria: 8 horas

Incluye: Certificación, Refrigerios, materiales para las prácticas, no incluye Kit de Bioseguridad

Regístrate ya!